DIA MUNDIAL DE LA MANIOBRA DE HEIMLICH

Ayer, se celebró el día mundial de la maniobra de Heimlich. El 1 de junio de 1974 se realizó la primera publicación de la maniobra de Heimlich en la revista ‘Emergency Medicine’, revista internacional que se ocupa de la medicina de emergencia prehospitalaria y hospitalaria y los cuidados intensivos. 

La maniobra de Heimlich es un procedimiento de primeros auxilios usado cuando una persona se está ahogando. Si está solo y se está ahogando, puede tratar de desplazar el objeto en su garganta o laringe realizando la maniobra de Heimlich usted mismo. 

Sabemos que el paciente se atraganta porque está consciente, pero su color es azulado o rojo intenso. Es habitual que la persona se agarre la garganta. Al intentar toser no lo consigue y no puede hablar con normalidad. Además, al respirar se oye un silbido o un sonido que confirma la dificultad para hacerlo. 

La mejor manera de realizar la maniobra de Heimlich en adultos es la siguiente: 

  • Colocarse detrás de la persona afectada. Si fuera necesario, habría que usar un suplemento para estar a su misma altura. 
  • Formar un puño con las manos y colocarlo a la altura del estómago. 
  • Comprimir los brazos de forma rápida y moviendo las manos hacia el esternón. 
  • Repetir las compresiones hasta que el objeto o trozo de comida salga. En cuanto así sea, la maniobra se dará por finalizada. 
  • De vomitar el paciente, es necesario tumbarlo de lado para evitar que se asfixie. En este caso, se debe solicitar ayuda profesional. 
  • La maniobra de Heimlich en embarazadas o en personas obesas exige que las manos se sitúen a la altura del esternón. 
  • De perder la conciencia el paciente, se debe llamar a una ambulancia tras tumbarlo en horizontal. 

La maniobra de Heimlich en niños suele provocar una lógica preocupación. El paciente no sabe qué le sucede y puede ponerse más nervioso. Para realizarla hay que proceder de la siguiente manera: 

  • Colocar a la persona sobre la pierna o antebrazo. Su cara debe mirar hacia abajo y su cabeza debe estar por debajo de sus pies. También ha de protegerse la mandíbula y la cabeza con una mano para evitar su desplazamiento. 
  • Con la otra hay que golpear entre los omóplatos. No es necesario aplicar demasiada fuerza. Téngase en cuenta que la musculatura del niño no está formada y que es posible lesionarle. 
  • Otra opción para realizar la maniobra de Heimlich a en bebés es colocarlo entre los brazos. Posteriormente, ha de ponerse boca arriba. La cabeza debería quedar por debajo de sus pies. Han de usarse dos dedos para realizar compresiones en la parte inferior de su esternón hasta que se expulse el objeto o el trozo de comida. 

Aquí os dejamos unos consejos de nuestros profesionales de urgencias. 

 

HOSPITAL CENTRO DE ANDALUCÍA, SOMOS VIDA, SOMOS SALUD 

Hospital Centro de Andalucía: Lujo al alcance de todos

×