¿Te duelen las rodillas? Podría ser Gonartrosis

Según la Fundación Española de Reumatología, “la artrosis es la enfermedad de un órgano: la articulación. En la artrosis de rodilla (gonartrosis) se ven alterados todos los tejidos que la forman: el cartílago, el hueso subcondral, la membrana sinovial, la cápsula articular, los meniscos, las bursas, los ligamentos y los músculos”.

Los síntomas más habituales de la gonartrosis son dolor o impotencia articular, con rigidez, tumefacción, crepitación, etc.

No es de extrañar que esta afección sea tan extendida, llegando a afectar a población no tan mayor incluso, teniendo una incidencia de entorno al 19% entre la población de más de 40 años, sobre todo si pensamos en las implicaciones que esta articulación, la rodilla, tiene en nuestro “quehacer” diario, pues está implicada en casi cada movimiento que realizamos, interviniendo con mayor intensidad en actos como desplazamientos o transferencias (bipedestación, sedestación, traslación…), lo que hace que la articulación se “castigue” con mayor intensidad y sea de mayor importancia conocer métodos de prevención de esta enfermedad, así como de protección de nuestras rodillas.

 

Para ser un poco más concretos, la gonartrosis es esa afección que incide directamente en el estado de la articulación de la rodilla, provocando dolor, inestabilidad y rigidez, que se hace más intenso cuando ponemos en marcha su funcionamiento, ya sea poniéndonos de pie o sentándonos (bipedestación – sedestación) o bien en desplazamientos (deambulación), así como en los movimientos de cambio de dirección o giro (traslación). En todas estas situaciones, la articulación de la rodilla es un elemento fundamental y su carga de trabajo es intensa, por lo que debemos estar atentos a molestias en estas circunstancias, dando la voz de alarma a nuestro traumatólogo en caso de aparecer tales síntomas.

De este modo, nuestro amplio equipo de traumatólogos, podrán valorar convenientemente la situación de su articulación, aplicando todos los medios diagnósticos a nuestro alcance, tanto analíticos como técnicos (TAC, RMN, Radiografía convencional, ecografía…) a fin de conocer fehacientemente hasta que punto se encuentran comprometidas las estructuras de su articulación y proponer el tratamiento más adecuado en su caso.

A ello, debemos añadir el magnífico equipo de fisioterapeutas con el que contamos en nuestro centro, dedicados en exclusiva a su bienestar y dotados con las tecnologías y medios más avanzados.

 

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros en el 957.136.146 y pedir cita sin compromiso.

Estaremos encantados de atenderle y ayudarle a poner fin a su afección.

×