Fibroscan: Un diagnóstico seguro y fiable

Diagnosticar patologías hepáticas es ahora más seguro y fiable en el Hospital Centro de Andalucía.

Se trata de un medio diagnóstico y de seguimiento de enfermedades hepáticas sin biopsia denominado Fibroscan (o elastografía de transición), una novedosa prueba diagnóstica, para valorar el grado de Fibrosis hepática en un paciente.

Con ella, podemos medir la grasa hepática de éste.

Una de las ventajas más destacables de esta técnica es su naturaleza no invasiva, rápida, fiable, indolora y reproducible, siendo una alternativa fiable y eficaz a la biopsia.

La mayoría de las enfermedades hepáticas (hígado), producen inflamación, lo que causa destrucción celular. Esa destrucción genera a posteriori procesos de reparación que provocan la acumulación progresiva de fibra colágena.

Con nuestro novedoso procedimiento, podemos realizar tanto un diagnóstico inicial de la enfermedad, como un seguimiento y control evolutivo de la misma, olvidándonos de las molestas biopsias hepáticas, que tienen no pocos inconvenientes, que van desde la necesidad de ingreso del paciente (entre 12 y 24 horas) hasta las diversas complicaciones que pueden generar las biopsias, como dolor en el punto de punción, en el área hepática, etc. Con este revolucionario sistema, nos olvidamos de todas esas molestias y procedemos de la manera más cómoda y segura posible.

PREPARACIÓN

Acude al centro con un ayuno de 2 horas.

A tu llegada a la consulta, nuestro personal te pedirá que te recuestes en la camilla con el brazo derecho levantado y colocado detrás de la nuca.

Posteriormente, nuestro especialista aplicará un gel conductor en la sonda, similar a un ecógrafo, que posicionará en tu costado derecho.

A continuación, realizará las mediciones (un mínimo de 10) con la citada sonda, que se coloca por vía intercostal sobre el lóbulo hepático derecho.

No notarás nada durante la exploración.

APLICACIONES

Esta prueba es válida para el diagnóstico y seguimiento de hepatitis crónica por el virus de la hepatitis C (VHC), hepatitis crónica por el virus de la hepatitis B (VHB), coinfección con el virus de la hepatitis C y VIH, enfermedad hepática alcohólica, esteatosis hepática (hígado graso) no alcohólica, enfermedades colestásicas crónicas, cirrosis hepática y seguimiento de pacientes pre y post-trasplante hepático son algunos de los usos validados de la elastografía.

Permite conocer el estadio de fibrosis (dureza) hepática, desde un estadio leve hasta el más avanzado (cirrosis).

 

Consulta más información en https://amavecasalud.es/pedir-cita/ o en el 957.136.146

 

 

×