Lucena contará con un nuevo hospital privado y geriátrico medicalizado a final de año

Fachada principal del hotel Prestige, el edificio que se adaptará como nuevo complejo sociosanitario – J. M. G.

La firma Cala Verda espera el permiso de Urbanismo para adapatar el hotel Prestige con una inversión de 24 millones y 210 empleos

 

Lucena puede contar de aquí a final de año con un nuevo complejo sociosanitario que pivotará sobre un hospital privado al que se unirá un geriátrico medicalizado. Décadas esperando un centro de estas características -la Junta de Andalucía sigue con el proyecto del equipamiento público prometido- y la adaptación de un hotel de cuatro estrellas cerrado a cal y canto desde hace años -y reservado por la propia Consejería de Salud estos meses atrás en su plan del coronavirus-será la piedra de toque para una realidad muy esperada en la ciudad lucentina.

 

Este es el objetivo de la empresa Grupo Cala Verda, propietaria de las instalaciones del antiguo Hotel Prestige Lucena, junto a la A-45 en pleno

 polígono Príncipe Felipe, que ya ha solicitado al Ayuntamiento la pertinente licencia de obras para iniciar los trabajos de adaptación del antiguo complejo turístico a su nuevo cometido como centro sociosantiario.

Según Juan Carlos Martín, representante de la empresa inversora, la firma catalana está en disposición de iniciar la transformación y equipamiento del edificio tan pronto como obtenga luz verde de los servicios urbanísticos municipales, acometiendo una inversión que superará los 24 millones de euros para obras y equipamiento, sin incluir en la misma el coste de adquisición. Sobre este extremo no ha trascendido el montante de la adquisción, que podría estar entre los seis y doce millones de euros.

 

Interior del nuevo edifciio en una recreación virtual
Interior del nuevo edifciio en una recreación virtual

El futuro complejo contará con una residencia para personas mayores dotada de 87 habitaciones -un setenta por ciento de ellas de uso individual- y capacidad para algo más de 130 mayores así como un moderno centro hospitalario de alta resolución con 38 camas totales: 26 camas de uso general, seis para pediatría y otras seis en el área de ginecología, así como una UCI con otros cuatro puntos de atención. A esta dotación se suman también cuatro quirófanos, una sala de atención ginecológica y de partos y un servicio de urgencias. Finalmente, el proyecto se completa con un área de consultas externas.

 

Residencia medicalizada

«Se trata de un nuevo concepto, que responde a las necesidades de la sociedad actual, aunando un modelo de residencia medicalizada [habitaciones con respiradores, por ejemplo], preparada tanto para la atención a pacientes crónicos como a dependientes y grandes dependientes, con un centro hospitalario de alta resolución, tanto a nivel diagnóstico como quirúrgico», señaló a ABC Martín.

El nuevo complejo permitirá también crear una importante bolsa de trabajo que superará los 210 empleos. «Esperamos ofrecer trabajo a unas 210 personas, en su mayoría de las familias profesionales sanitaria y de cuidados socio-sanitarios, aunque también de limpieza o cocina», aseguró a este periódico el responsable de Cala Verda, que confirma que el impacto será aún mayor si tenemos en cuenta el empleo indirecto, a través de empresas auxiliares.

 

Infografía con el hall de entrada del nuevo centro hospitalario
Infografía con el hall de entrada del nuevo centro hospitalario – ABC

«Un hospital o un centro de estas características acaba convirtiéndose en una importante fuente de riqueza para la ciudad y la comarca donde se ubica»,

apostilló Juan Carlos Martín, quien avanzó que en agosto podría comenzarse a recoger solicitudes de todas aquellas personas que estén interesadas en trabajar en el centro sociosanitario.

 

Lucena, lugar estratégico

La puesta en marcha de una infraestructura de este calado partió de un estudio de mercado y un concienzudo análisis de la situación sociosanitaria del centro de Andalucía, que ha valorado aspectos como el número de plazas hospitalarias por habitante, la capacidad de los actuales centros de atención a la tercera edad, la buena situación de Lucena en el corazón de la región y en un nudo de comunicaciones estratégico para la rápida conexión con varias capitales andaluzas. En este sentido la promotora se suma a la larga reivindicación de las empresas del parque Príncipe Felipe en el que se ubica para que el Ministerio de Fomento adquiera el compromiso de dotar a esta zona de empresas y servicios, en el que también se encuentra el antiguo Centro Tecnológico de la Madera, de un acceso directo a la autovía A-45 que conecta con Málaga.

 

«Todo es fruto de tres años de análisis, en los que se ha valorado cada detalle con el objetivo de ofrecer servicio no solo al sur de la provincia de Córdoba sino también a las comarcas de Antequera o la Sierra Sur sevillana», apuntó el representante de Cala Verda.

 

«Nuestro principal cliente será directo o de mutuas laborales, aunque también estaremos abiertos a la posibilidad de establecer conciertos puntuales con la Administración andaluza, como ya existen en otros hospitales andaluces», afirmó a ABC Juan Carlos Martín. A poco menos de 10 kilómetros, el SAS cuenta con el Hospital Infanta margarita de Cabra, cerca de cumplir 40 años.

 

Lucena será el segundo centro de esta índole que gestionen Cala Verda y Amaveca Centros de Mayores. La ciudad valenciana de Alcira cuenta ya con un complejo similar. Ambas sociedades trabajan ya para extender este modelo a Málaga y Cádiz.

 

FUENTE: ABC Córdoba

×